domingo, 30 de septiembre de 2012

STAND BY ME (Cuenta conmigo)


AÑO: 1986 
DIRECCIÓN: Rob Reiner 
GUIÓN: Raynold Gideon & Bruce A. Evans
MÚSICA: Jack Nitzsche
FOTOGRAFÍA: Thomas del Ruth
INTÉRPRETES: Wil Wheaton (Gordie Lachance), River J. Phoenix (Chris Chambers), Corey Feldman (Teddy Duchamp), Jerry O´Connell (Vern Tessio), Richard Dreyfus (Gordie Lachance adulto), Kiefer Sutherland (Ace Merrill), Casey Ciemaszko (Billy Tessio), Marshall Bell (Sr. Lachance), Frances Lee McCain (Sra. Lachance), Scott Beach (mayor Grundy), Gary Riley (Charlie Hogan), Bradley Gregg (Eyeball Chambers), Jason Oliver (Vince Desjardins), Bruce Kirby (Sr. Quidacioluo), William Bronder (Milo Pressman), John Cusack (Denny Lachance), Kent W. Lutrell (Ray Brower -cadáver-)


Film basado en el relato El otoño de la inocencia: El cuerpo (perteneciente a la antología Las cuatro estaciones), de Stephen King, quien se inspiraría en un suceso acontecido cuando tan sólo contaba con 4 años de edad y un amigo suyo murió arrollado por un tren.


Las extraordinarias interpretaciones y la evocadora ambientación, sin olvidar una BSO propia de la época (Ben E. King, Buddy Holly, J.L. Lewis, etc...), la hicieron merecedora de distintos galardones, ya sea gracias a la estupenda Stand by me, de Ben E. King que se escucha hacia el final en los títulos de crédito o por considerarla la mejor película extranjera, entre otros premios.


Podría parecer a priori otra aventura sin más que corren unos chicos en edad adolescente, concebida propiamente para adolescentes, pero nada más lejos de la realidad, pues en cuanto nos sumergimos en su más pura esencia, comprobamos el trasfondo inmensamente enriquecedor que posee y que está basado en principios fundamentales para la evolución del ser humano. El valor de la amistad permite forjar vínculos que más allá de meros compañeros de recreo, crea compañeros de uno de los mayores juegos, el de la vida; una especie de viaje iniciático que se convertirá en toda una lección vital donde aflorará la auténtica naturaleza de cada cual, aquello que les motiva con mayor intensidad, sus emociones y temores más íntimos o sus más primarios instintos, son tan sólo algunos de esos principios fundamentales.


Todo ello, acompañado por la contundencia de sus diálogos, el modo en que se muestra una de las etapas más complejas en la vida de un individuo como es el tránsito de la infancia a la adolescencia, así como un esmerado (que no estereotipado) retrato de sus protagonistas que nos permite empatizar fácilmente con ellos, convierten a Stand by me en una muy digna obra la cual marcó a toda una generación que la recuerda con un gran cariño.


Y ahora, relájense, acomoden sus palomitas y a la mascota de turno sobre su regazo, y dejen que fluya la magia del niño que llevan dentro mientras rememoran tiempos pasados, cuento con ustedes...


ARGUMENTO:
El melancólico relato narrado por uno de los protagonistas en su etapa adulta, nos traslada al verano de 1959 en Castle Rock, un pequeño pueblo de Oregón (EEUU). Las vacaciones están llegando a su fin y cuatro amigos que rondan los doce años de edad, se aventuran en la búsqueda del cadáver de un muchacho de su edad desaparecido días atrás. Sin otra intención que la de salir en los medios y convertirse en unos pequeños héroes, emprenderán un viaje donde descubrirán sus talentos y sus vulnerabilidades, un viaje que les cambiará y recordarán para siempre.


ANÉCDOTAS Y CURIOSIDADES:

Su director, saltó a la fama con esta película a la que le seguirían otras como La princesa prometida (1987), Cuando Harry encontró a Sally (1989), Misery (1990) o Algunos hombres buenos (1992). Asimismo, sería el director, reconocido activista a favor de las leyes anti-tabaco, quien más insistiera en que los cigarrillos que fumaban los niños, fueran hechos con hojas de col.


Las escenas de Richard Dreyfuss como escritor, se rodaron una vez filmadas esas mismas escenas con otro actor distinto.


Los chicos se conocieron y comenzaron a ensayar juntos solamente con un par de semanas de antelación al rodaje.


Los nombres de las diferentes ciudades que aparecen en la película, salvo el de Castle Rock (población totalmente ficticia), son lugares reales del estado de Maine, residencia habitual de Stephen King.


La escena de las sanguijuelas en el río, también está inspirada en una vivencia real de Stephen King cuando era adolescente.


Cuando los niños juntan todo el dinero del que disponen, consiguen reunir 2 $ con 37, 237, el mismo número que el de la habitación del hotel de El resplandor, de Kubrick e idéntico número que el de la celda de Morgan Freeman en Cadena perpetua, de F. Darabont. Todas ellas, basadas en obras de Stephen King, ¿curioso, no es cierto?


Stand by me, inspiraría recientemente un episodio de Padre de familia, así como otro de Los Simpson (en el cual Homer recuerda que cuando era niño, encontró el cadáver del padre de Smithers).


Mención a parte, merece el REPARTO:
River J. Phoenix, uno de los jóvenes actores más prometedores entre los años 80 y 90, murió a causa de una sobredosis en 1993 cuando tan sólo contaba con 23 años de edad. Su nombre fue inspirado por el río de la novela Siddharta, de Hermann Hesse, además de por el tema de Los Beatles Hey, Jude. Stand by me representaría su lanzamiento al estrellato, si bien a ésta le seguirían otros éxitos como La costa de los mosquitos (Peter Weir, 1986), Un lugar en ninguna parte (Sidney Lumet, 1988), Indiana Jones y la última cruzada (Steven Spielberg, 1989) o Mi Idaho privado (Gus Van Sant, 1991). Fue el primer candidato para interpretar a Daniel Malloy en Entrevista con el vampiro (Neil Jordan, 1994), pero cuando murió, Christian Slater le reemplazó y acabó donando todo su salario a dos de las organizaciones de caridad preferidas del malogrado actor. De hecho, el final del film, está dedicado a Phoenix. Asimismo, también declinaría interpretar el papel protagonista de El Cuervo (Alex Proyas, 1994), protagonizado finalmente por Brandon Lee (quien murió 7 meses antes que Phoenix mientras filmaba una de las escenas del film).


Wil Wheaton, el “prota” Gordie, representaría a posteriori al alférez Wesley Crusher en la serie de televisión Star Trek: The Next Generation (1987-1990), al adolescente rebelde Joey Trotta, en Toy Soldiers (1991), o más recientemente, al archienemigo de Sheldon Cooper en la serie The Big Bang Theory (2007-2012).


Kiefer Sutherland, que interpreta al líder de “Los Cobras”, protagonizó recientemente el rol de Jack Bauer en la serie 24 (un tipo tan o más duro que el mismísimo Chuck Norris), donde curiosamente, también aparecía un personaje cuyo nombre Milo Pressman, fue anteriormente empleado en Stand by me.


John Cusack, quien tan sólo aparece en los flashbacks de Gordie interpretando a su hermano, protagonizaría en 1999 la ingeniosa y atípica Cómo ser John Malkovich (candidata al premio del Sindicato de Actores por el mejor reparto), así como Alta Fidelidad (2000), escrita y producida por él mismo y candidata al Globo de Oro por el mejor actor de comedia y al BAFTA al mejor guión adaptado.


MORALEJA:
“Hay amistades que marcan tu vida para siempre. Por poco tiempo que hayas vivido a su lado, lo haces tan intensamente que eso lleva a que las recuerdes hasta el fin de tus días. Amigos que, más que en tú memoria, dejan una huella indeleble en tú corazón.” (Rosa Alonso González).

- THE END -




* A todas esas Guerreras del Hiperespacio, por estar siempre prestas y dispuestas a soportar las locuras de una mera mortal; para que su psique pellejuda, no ceje nunca en su empeño. A mis adorados Yunikon, aquellos que permanecen eternamente jóvenes en sus kokoros. A esas Ros y Murinaes, por ser tan auténticamente genuinos y tan rematadamente magnánimos, así como un par de freaks adorables. A todos ellos... stand by me.